Circuito de dominó que termina mal

En el siguiente comercial divertido podrán ver claramente que ser un obsesivo puede generar ciertas complicaciones. Este pobre hombre habrá pasado quién sabe cuántas horas, e incluso cuántos días para armar todo este recorrido de dominó alrededor de toda la habitación.

Lo curioso es que mientras se preocupaba por seguir este circuito, se le olvidó ir a comprar una lamparita de mejor calidad. Para ver este video divertido pueden pasar a continuación.

Escribe un comentario